lunes, 13 de febrero de 2017

MAXIMO EL CONFESOR

Las diferentes formas de virtudes y los sistemas internos de las cosas existentes son todos patrones de bendiciones divinas, y mediante ellos Dios es continuamente encarnado. Encarnado es en la forma de las virtudes y espiritualizado en los sistemas internos del conocimiento místico. Mediante estos medios Él deifica a aquellos que son encontrados merecedores, imprimiendo en ellos el sello de la verdadera virtud y otorgándoles la infalible esencia del conocimiento místico de la verdad.

Máximo el Confesor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada