lunes, 13 de febrero de 2017

HESIQUIO EL PRESBÍTERO

Escribimos lo que sabemos; y para aquellos que quieran entender lo que decimos, damos testimonio de todo lo que hemos visto a lo largo del recorrido de nuestro camino. Él mismo ha declarado: "Si un hombre no habita en Mí, es expulsado fuera como una rama; los hombres la agarran, y la echan al fuego, ahí arde. Si habita en Mí, Yo habito en él" (Juan 15:5-6). El sol no puede brillar sin luz; ni puede el corazón ser puro de la mancha de los pensamientos destructivos sin invocar en oración el nombre de Dios. Pues este nombre es "Luz" mientras que los malos pensamientos son tinieblas; es Dios y Maestro, mientras que los malos pensamientos son esclavos y demonios.
San Hesiquio El Presbítero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada