lunes, 26 de enero de 2009

JUDAISMO, LA CIRCUNCISIÓN EN ISRAEL

CIRCUNCISIÓN Y ETNICIDAD

La circuncisión en diferentes sociedades a lo largo del mundo ha suscitado bastante interés, varias explicaciones han sido propuestas para el hecho de que algo tan extendido sea en la Biblia una señal de alianza entre Dios y los Israelitas. Muchos estudiosos han usado datos comparativos en orden a comprender el fondo del tema de la circuncisión en el antiguo Israel, tales como, por ejemplo, su significado en tanto que rito de iniciación. Otros estudiosos, no obstante, tienden a disminuir la importancia de los datos comparativos, y se concentran en el papel que la circuncisión tenía en al antiguo Israel, enfatizando el hecho que la circuncisión Israelita era realizada el día octavo después del nacimiento, por lo tanto excluyendo explicaciones tales como rito de imitación o preparación para el casamiento que son las interpretaciones típicas de este rito en la mayor parte de la sociedades tradicionales

Hoy día hay muchos escolares que, principalmente sobre la base de la circuncisión tal y como aparece en el Pentateuco, adopta factores como la fertilidad, la iniciación, y la educación como explicaciones para la circuncisión en el antiguo Israel (Fox 1974; Eilberg-Schwartz (1990). Para elevar la conciencia tribal también ha sido mencionada a este respecto, pero para muchos era vista meramente como un efecto secundario. Otros la ven como una marca étnica, principalmente sobre la base de muchas referencias a esta en los libros históricos de la Biblia (Jueces 14:3; 1 Samuel 17:26, etc.). La afirmación que la circuncisión era vista como marca étnica es cierta en estos casos. Pero echemos un pequeño vistazo al lugar que ocupaba la circuncisión en la región.

LA CIRCUNCISIÓN EN AL ANTIGUO ISRAEL Y EL ANTIGUO ORIENTE MEDIO
La circuncisión estaba parece ser muy extendida en el antiguo Medio Oriente, al menos desde el tercer milenio a.C. (Licht 1962; R.G. hall 1992; Isaac 1964). Si tanta gente la practicaba cómo es que sirvió de rasgo distintivo a Israel? Este hecho era usado para rechazar el punto de vista que la circuncisión era un “rasgo tribal”. Fox, por ejemplo, afirmaba que “no es un signo distintivo que designaba a una gente que pertenecía al pueblo de la alianza, antes que nada porque nadie lo veía”. Admite que para “un propósito práctico la circuncisión podía al menos distinguir a los Israelitas de sus vecinos Filisteos”, pero afirma que esto último no era un tema para P. Si lo era o no es otro tema. De todas maneras sólo estudió el Pentateuco, mientras que otros escolares estudiaron textos adicionales, y los vieron de manera distinta.

Hall, por ejemplo, escribe: “aunque muchas de las naciones alrededor de Israel la practicaban (Jer. 9:25-26), la circuncisión le dio a los Hebreos un sentido de identidad nacional”(1992). De acuerdo con él: “Este uso llegó a su punto máximo cuando los Hebreos confrontaron “naciones incircuncisas, los Filisteos (Jueces 14:3; 15:18; 1 Sam. 14:16; 17:26,36; 31:4; 2 Sam. 1:20), los Babilonios y los Griegos” (1992). La mayoría de las referencias de Hall se relacionan específicamente con los Filisteos. Licht enfatiza que los Filisteos son los únicos llamados “incircuncisos” -´arelim- como, por ejemplo, en 2 Sam. 1:19 (1962). Isaac da un asesoramiento similar: “el epíteto ·incircunciso· era aplicado aparentemente a los Filisteos solamente en la Biblia” (1964; ver también Dothan y Cohn 1964:63; Machinist 2000:67-68). Por lo tanto, la circuncisión se refiere a una marca étnica en partes de la Biblia. Como tal, es mencionada en referencia a los Filisteos, y fue probablemente desarrollada como una señal que formaba parte de la interacción de los Israelitas con ellos, dado que eran incircuncisos.

LA CIRCUNCISIÓN COMO SEÑAL ÉTNICA
La idea que la circuncisión tuviese tanta importancia, como la que se le da en la Biblia, no está sin paralelos. Hodder (1982) observa que los ritos de circuncisión en Africa servían para afirmar la solidaridad étnica entre un grupo que la llevaba a cabo, como eran los Mbunda o los Wiko, contra los “otros” que no la realizaban, los Lozi. De acuerdo con Gluckman, la conducta de los Wiko en la logia –donde los novicios eran circuncidados y residían antes del rito- era marcadamente hostil hacia sus vecinos Lozi y Kwangwa. Gluckman describe como los asistentes Lozi, los verdaderos incircuncisos, eran tratados: “los hombres se deleitaban en amenazarlos con cortarles, y nos contaban historias de lo aterrorizados que estaban, llegando a llorar”. La descripción de Gluckman demuestra que cuando dos grupos semejantes –uno que practica la circuncisión y el otro no- están en estado de hostilidad, tales historias tienden a desarrollarse (y quizás también tengan lugar. Gluckman sumariza, “los Wiko circuncidados probablemente glorificaban la logia adicionalmente contra los extranjeros incircuncisos porque vivían entre aquellos que los despreciaban”. De acuerdo con esto, “la logia afirmaba el orgullo Wiko y su cultura contra el grupo dominante entre el que se habían establecido”.

De nuevo, un examen de este rasgo cultural a esta luz indica claramente, como otros rasgos, que los Israelitas se definían a ellos mismos en relación a, y en contraste con, los Filisteos incircuncisos. Pero cuando y cómo tuvo lugar esta interacción?

LOS INCIRCUNCISOS EN LA BIBLIA
El término incircunciso es usado muy a menudo como término peyorativo y étnico en varios de los libros históricos de la Biblia (principalmente Jueces, 1 y 2 Samuel y 1 Crónicas).

En la mayoría de los textos, el término se refiere a los Filisteos, e incluso a todos los “Gentiles” (Jer. 9:25; también Ezequiel 44:9). El elemento sorprendente es que se refiere a los Filisteos de manera tan negativa “solo” en textos que describen la realidad durante la Edad de Hierro tardía. Esto no solo apoya la afirmación que la circuncisión era enfatizada porque los Israelitas estaban enfrentados a un grupo que no la practicaba –los Filisteos- por lo que es una señal étnica que puede dar a entender la importancia de la circuncisión en tanto que señal étnica a finales de la Edad de Hierro I.

Además, “ninguno” de los textos posteriores a la Edad de Hierro I menciona los incircuncisos en referencia a los Filisteos específicamente. En Ezequiel 32, la lista del profeta de pueblos circuncisos e incircuncisos incluye Asiria, Elam, y algunos otros, aunque no se hace ninguna mención de los Filisteos. Algunos ven en esto un indicador de que los Filisteos estaban étnicamente y políticamente en declive, y no eran lo suficientemente importantes para ser mencionados en una profecía (Haran 1996). Esto, no obstante, no se corresponde con el cuadro completo que surge de los textos, dado que hay varias profecías contra los Filisteos en los siglos octavo y sexto a.C., que indicaban que aún existían y eran lo suficientemente importantes como para merecer esta atención. Ninguna de estas profecías se refiere a ellos como incircuncisos.

En suma, mientras que hay acuerdo general de que los textos discutidos son posteriores a la Edad de Hierro I, hay una interesante dicotomía: los textos que se refieren a la E. de Hierro I usan el término “incircunciso” para describir a los Filisteos, en contraste con los textos que se refieren a la E. de Hierro II, que no usan el término para este propósito.

LA CIRCUNCISIÓN FILISTEA
La desaparición del término “incircunciso” para designar a los Filisteos en la E. de Hierro II refleja, creo, un hecho interesante aunque simple: los Filisteos comenzaron a circuncidarse durante este tiempo.

Se sabe que la cultura Filistea fue alterada significativamente a lo largo de la Edad de Hierro. T. Dothan escribe: “la cultura material de esta fase está caracterizada por sus muchas variaciones locales. Hay que enfatizar que fue durante este periodo de gran expansión que la cultura Filistea perdió su unicidad y vitalidad y fue poco a poco asimilada en la cultura Cananea….” (1982). Los cambios que tuvieron lugar en la cultura material Filistea han sido también usados por otros estudiosos como indicación de su asimilación (Bunimovitz 1990; A. Mazar 1986). Quizás se trate simplemente de una forma débil de aculturación (Stone 1995), dado que parece que los Filisteos, mientras adoptaban rasgos culturales de otros pueblos perdiendo muchos de los suyos, retuvieron su identidad al menos hasta la Edad de Hierro tardía.

En cualquier caso, parece haber consenso en que los Filisteos perdieron muchos de sus rasgos culturales a medida que el tiempo progresaba, particularmente desde el siglo X en adelante. Por lo tanto, cuando los Filisteos dejaron de manufacturar su cerámica típica, adoptaron el alfabeto Fenicio, y relucieron al cantidad de cerdo que consumían, también comenzaron a practicar la circuncisión, como sus vecinos. Esto se puede ver en los textos bíblicos, y es en Herodoto (II, 104) donde encontramos apoyo para este afirmación, cuando afirma que los “Sirios en Palestina” eran circuncidados, y que adoptaron esta costumbre de los Egipcios. Herodoto estaba familiarizado con los habitantes de la costa, y se refería a los Filisteos, con el término Palestinos.

Estos procesos explican por qué los textos posteriores, cuya historicidad no es cuestionada normalmente, dejaron de usar el término peyorativo “incircunciso” para describir a los Filisteos –ya no eran incircuncisos. Y, de nuevo, esta situación no está exenta de un paralelo etnográfico. Hodder se refiere a los Elmolo, quienes en el paso “no circuncidaban a los varones, pero en el 1958 comenzaron a adoptar este rasgo de los Samburu”; también adoptaron algunas otras costrumbres de los Samburu.

SUMARIO
Para sumarizar. Primero, los Filisteos eran incircuncisos solo durante la primera fase de su asentamiento. Esta fase es el único posible fondo para el desarrollo de la circuncisión en tanto que marca étnica entre los Israelitas. En ningún otro tiempo ni ante ningún otro pueblo, podría esta costumbre haber sido desarrollada de tal manera entre los Israelitas. Segundo, como resultado, la importancia de los Filisteos como el gran “otro” de Israel es ejemplificada de nuevo. Tercero, como resultado parece que lo de arriba habla de la credibilidad de los textos. El mero hecho que el término “incircunciso” no es usado para referirse a los Filisteos durante la Edad de Hierro II es importante. Su uso en relación a la Edad de Hierro Idebe significar que el autor tenía algunos textos antiguos u otra fuente confiable ante él de las que sacó la historia y el término. A la luz del punto de vista aceptado referente a la fecha del autor, parece que usó un término que no era usado en su tiempo para referirse a los Filisteos. Se puede apoyar esto mediante el hecho que el primer libro de las Crónicas –escrito durante el periodo Persa- usa el término “incircunciso” solo una vez, mientras que 1-2 Samuel lo usa muy a menudo, aunque las historias narradas en estas dos obras es muy similar. El editor de Crónicas debe haber usado su propio lenguaje al reescribir la historia, reduciendo por lo tanto el uso de este antiguo término significativamente. Es razonable, pues, afirmar que las historias relacionadas con la Edad de Hierro I en 1-2 Samuel son al menos muy antiguas, y no pueden haber sido inventadas durante la E. de Hierro II, sin debatir si habían ocurrido o no.

Otra conclusión es que algunos estudiosos Bíblicos han subestimado el significado de la circuncisión como marca étnica. Cualquiera que sea la fecha exacta de los escritos de la fuente P, es posterior a la E. de Hierro I. Cuando se compuso los Filisteos no eran un tema importante, por lo tanto P desarrolló otros motivos para esta largamente establecida tradición, los cuales, en esa época, se habían convertido en habituales entre pueblos cercanos y probablemente entre los Filisteos. Esta explicación va bien con el punto de vista Bíblico, el cual usa la circuncisión en ciertos contextos (tempranos) como marca étnica.

También hay otra posibilidad. La circuncisión se expandió ampliamente en el antiguo Medio Oriente antes de los Israelitas, de manera que parece que al menos algunos de los varios grupos que se desarrollaron para convertirse en los Israelitas practicaban la circuncisión desde el comienzo. Cuando estuvieron enfrentados con un “otro” que no la realizaba, su conducta vino a ser canonizada. En otras palabras, la circuncisión puede haber sido practicada en época temprana pero vino a ser étnicamente significante solo como resultado de las relaciones con los Filisteos, y esto pudo haber ocurrido solo durante la E. de Hierro tardía.